Blog

Joan Plans Storytelling

 

Este es un post optimista. Un post optimista porque la predicción que voy a hacer se basa en la incompetencia humana. Y esa es una cosa con la que siempre puedes contar.

 

Hace ya bastantes años leí el libro de Peter M. Senge, “La quinta disciplina”, un libro muy interesante en más de un aspecto. Una de las cosas que más me impactó fue el capítulo tres donde se describía el juego de la cerveza.

 

“El juego de la cerveza” es una simulación desarrollada en los años sesenta del siglo pasado por la escuela de administración Sloan del MIT. La simulación (que se seguía utilizando en escuelas de negocio hace unos pocos años) servía para ver cómo funciona un sistema de producción/distribución si las variables tiempo y decisiones son marcadamente asincrónicas. Si alguno de los que está leyendo esto lo conoce sabe que empezando con pequeños pedidos cuando hay una cadena de proveedores/clientes/usuarios desincronizada al final los pedidos se multiplican exponencialmente llegando a desbordar los almacenes. Créanme, yo lo he jugado dos veces y aún advirtiendo a mis compañeros de equipo de lo que podía pasar… no me hicieron mucho caso y las dos veces acabamos con un desborde de stocks.

 

Sé que los sistemas de información han mejorado exponencialmente y que ahora es más difícil que pasen estas cosas… pero me da la impresión de que los mecanismos del sistema cuando se da una crisis como la que estamos viviendo seguirán la pauta del juego de la cerveza. Somos bastante inútiles cuando se trata de según que sistemas.

 

Viene a cuenta esta reflexión porque escuchando las noticias sobre la escasez de vacunas y las reacciones de los gobiernos, unión europea y demás se me ocurre que estamos una especie de juego a la cerveza y mi pronóstico es que a finales de mayo o principios de junio estaremos nadando en vacunas. La presión ejercida sobre el sistema funcionará a su manera y en junio regalaran una vacuna con 100 gramos de chóped, o veremos ofertas increíbles: “Póngase una vacuna y le regalamos una a su perro”. O mejor, presumiremos de solidarios y las mandaremos a otros países.

 

Tendremos vacunas de sobras, pero no echemos las campanas al vuelo, nos costará organizarnos bien para su distribución y aplicación. Al final las cosas saldrán más por voluntad y capacidad de los últimos integrantes de la cadena que por capacidad de los presuntos líderes. Los políticos presumirán de su buena gestión… aunque seguramente ha sido su incapacidad lo que más habrá ayudado a acabar con la pandemia.

 

Es curioso que al final lo que nos salvará será una suma de nuestras mejores competencias científicas y de nuestra incapacidad para entender cómo funciona un sistema.

 

Mientras tanto cuidémonos.

Hola,

Somos Sergi y Joan.

Hace unos años publicamos un artículo en la Harvard Business Review. El artículo se llama “Consiguiendo elefantes surfistas, o las seis principales ineficiencias de las grandes empresas”.

Después se nos ocurrió que la metáfora de los elefantes podría dar lugar a una humilde fábula sobre elefantes que tiene que aprender a surfear para sobrevivir.

Escribimos a cuatro manos “La isla de los elefantes. Sobreviviendo al cambio”. El libro habla de cómo una sociedad reacciona cuando algo sobrevenido, imprevisto, inevitable y que ha venido para quedarse irrumpe en la placida normalidad. Podemos hablar de mareas o de virus… ¿Te suena de algo?

El caso es que los acontecimientos, las reacciones, los errores de políticos y gestores, la reacción de los medios, etc. cuadran curiosamente con lo que contábamos en el libro.

Así que hemos decidido poner a tu disposición el contenido del libro, por si te puede ser de utilidad para entender lo que está pasando o te sirve de inspiración. Lo haremos capítulo a capítulo, para que lo disfrutes como el culebrón que estamos viviendo.

Salud y suerte

 Accede al libro pulsando en este enlace

 

Lo que hace el confinamiento. Tiempos en que hacemos transiciones que hubieran durado cinco años en cinco semanas. Tiempos en que aprendemos nuevas habilidades digitales a velocidad de vértigo. Cómo dicen lo americanos: !Vaya tiempo para estar vivo¡

En fin que para empezar a practicar me he hecho youtuber.

https://www.youtube.com/channel/UCCLR1K8pUJO8cr-oIbKzvSw

 

Me encanta encontrar artículos que citen palabras únicas. Palabras que sólo tienen significado en el idioma original en que fueron pensadas y que su traducción suele implicar una larga explicación. Hace poco encontré uno en el que había algunas que no conocía.

Pongo aquí unas cuantas que me llamaron la atención.

 

Ilunga: término en Tshiluba, una lengua del Congo, que habla de una persona dispuesta a perdonar cualquier abuso que se cometa en su contra una primera vez, tolerarlo en una segunda ocasión, pero nunca si se repite una tercera.

Litost: en checo, esta palabra nombra el estado espiritual tormentoso que sobreviene cuando uno se percata de su propia miseria. En alguna de sus novelas Milan Kundera habla de este sentimiento.

Mamihlapinatapai: término en Yaghan, una lengua de Tierra del Fuego, que se refiere a esa mirada intraducible, inefable, entre dos personas que comparten un mismo deseo.

Manja: el comportamiento aniñado que a veces tienen algunas mujeres con sus parejas, esos mimos edulcorados que algunos encuentran nauseabundos, tienen en esta palabra malaya su designación.

Repictorel:  noruego. Sensación de que medio cuerpo aún no se despierta.

Kotykretor: en finlandés (finés) se dice así a la sensación que se tiene mientras fumas en el exterior en un día muy frio de tener solo calientes los labios y los genitales

Uhgolecu: en un dialecto hablado en Zaire se dice de la persona que desaprovecha todas las oportunidades que le da la vida

Arigata-meiwaku: término en japonés para nombrar una situación en que una persona hizo por ti algo que no querías que hiciera, que intentaste evitar pero que, al hacerlo, terminaste debiéndole un favor y además, por convención social, incluso debiste agradecerle por lo que hizo.

Backpfeifengesicht: término en alemán para decir que un rostro necesita urgentemente un puñetazo.

Bakku-shan: término en japonés para decir que una chica está linda, pero solo hasta que la ves de frente.

Forelsket: término en noruego que expresa la euforia sentida en el primer enamoramiento.

Gigil: término en filipino que expresa el impulso de pellizcar algo que es insoportablemente tierno.

Guaxi: en la China tradicional, un “guanxi” es aquella persona que da regalos a la gente, los lleva a cenar o les hace favores, pero también es una cualidad que puede cultivarse al pedir la devolución de un favor.

Meraki: en griego moderno, hacer algo con amor y creatividad, poniendo el alma en ello.

Nunchi: palabra coreana que designa la capacidad de saber leer el estado emocional de otras personas.

Pochemuchka: término ruso para nombrar a una persona que hace muchas preguntas.

Schadenfreude: el placer, en alemán, por el dolor de otra persona.

Sgriob: en gaélico, la comezón que da en el labio superior justo después de beber un sorbo de whisky.

Tingo: en pascuense, el lenguaje de la Isla de Pascua, tomar “prestados” objetos de la casa del vecino uno a uno hasta no dejar nada.

Waldeinsamkeit: en alemán, el sentimiento de estar solo en el bosque.

Serprishu: del servo-croata, estado de un alimento que está comestible pero que no va a aguantar mucho más

Erdefrisco: húngaro medieval. Juego de normas cambiantes en función de la estación del año que se juega con una pelota, un dedal y varios palos de diversos tamaños(friscos)

Hertoluftir: letón. Tocar de forma no adecuada a una mujer confundiendola con la tuya

Atriesperil: en griego antiguo se dice de la persona que llega siempre tarde lo justo para no resultar de mala educación.

Troyrtu: dialecto senegalés. Hombre que presume constantemente del tamaño de sus genitales sin ser cierto

 

El primer post de la nova etapa voldria que fos impactant, innovador, extraordinari, però no podrà ser. Així que ho deixem així… ja vindran dies més inspirats.

Entendemos que continuando navegando por esta web, aceptas el uso de cookies. Más info

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario, si continúas navegándola o haces clic en "Aceptar", estás dando tu consentimiento a su uso..

Cerrar