Liderazgo pornográfico

Liderazgo pornográfico

Lo confieso. Muchas veces utilizo ejemplos pornográficos de liderazgo.

La verdad es que es  más fácil. Excitan la imaginación y  estoy seguro que en algunas ocasiones incluso algunos participantes se aventuran en casa a probar lo que les han contado. Cuando hablo de liderazgo pornográfico quiero aclarar que hablo de gente como Mandela, como  Shackleton, como Martin Luther King, o Steve Jobs, etc. Todos ellos lideres con diferentes “especialidades” y “atributos”. Y la verdad es que los utilizo de ejemplo delante de personas que dirigen a ocho, quince, veinticinco, cien personas, y les pongo ejemplo de personas que movieron masas, naciones o que sobrevivieron en circunstancias extremas y a veces creo que no lo estoy haciendo bien.

Primero está la cuestión del tamaño. El tamaño del liderazgo que se muestra en los ejemplos no es comparable a los liderazgos del día a día que ejercen los hombres y mujeres que tengo en mis cursos. En el curso se desarrolla ante los ojos de los que participan unos liderazgos descomunales y después vuelven a sus organizaciones inspirados y excitados pero conscientes del tamaño de su liderazgo. Después está la cuestión de la resistencia. Los liderazgos pornográficos que utilizo de ejemplo se caracterizan por una resistencia sobrehumana, algunas de sus hazañas parecen más efectos especiales que cosas reales. Mandela, mantuvo su entereza encerrado en una celda diminuta durante la mayor parte de los 27 años que estuvo preso, Shackleton habló y animó a sus 27 hombres durante los dos años y medio que duró su epopeya, Martin Luther King hablo ante cientos de miles y en lugar de decir “Yo tengo miedo” que es lo que haríamos la mayoría ante un desafío de esas proporciones, les dijo “Yo tengo un sueño”  y así con más ejemplos.

Así que con el tiempo voy modelando lo que hacemos en los talleres y cursos para que esté más pegado a la realidad de los que participan en ellos. Cada vez trabajamos más con un liderazgo de cada día en que resolvemos el siguiente paso y planteamos el siguiente con el objetivo de ser cada día un poco mejores y por lo menos ser suficientemente buenos.

Pero lo confieso, de vez en cuando vuelvo al liderazgo pornográfico, pero sólo para inspirarme. (continuará)

TwitterLinkedInFacebookGoogle+


Entenem que continuant navegant per aquesta web, acceptes l'us de cookies. Més info

Aquesta web utilitza cookies per millorar l'experiencia de l'usuari, si continues navegant-la o fas clic en "Acceptar", estàs donant el teu consentiment al seu us.

Tancar