Blog

Joan Plans Storytelling
TwitterLinkedInFacebookGoogle+

Sigo con la traducción del panfleto de Jonathan F. Goodwait “Against all, now. The only decent answer”

Estoy llegando al final y me encuentro una sorpresa, yo esperaba más cargas de profundidad y al yanqui se le ha ido la olla con una historia muy entretenida de monos y jaulas. La historia creo que es una metáfora para hablar de la libertad y de las aspiraciones del ser humano. La resumo aquí saltándome las descripciones de los personajes y dejando el meollo.
El amigo JFG nos cuenta la historia de un pariente suyo primatólogo que pasó varios años en África. El personaje, llamado Joe Jones, estuvo varios años trabajando para un centro de primates llamado “Bullskin”.
La historia empieza con los primates protestando. Joe cuenta que los monos se hacinaban en una jaula pequeña y con pocos servicios y protestaron comportándose mal. Daban gritos, tiraban la comida y otros pequeños estropicios (el episodio de lanzamiento de heces mejor lo salto). En las protestas no participaban todos los primates y el propietario Tanen State, se mantuvo firme y no los movió, a pesar que había suficiente espacio en una jaula colindante, mucho más grande y con más servicios. Tanen State, tenía un trabajador en platilla, Seacok, que aprovechando las vacaciones de State, procedió a instalarlos en la otra jaula.
Los monos se calmaron, la paz reinó, pero entonces al mes volvió State y dijo que de cambio de jaula ni hablar y que además de devolverlos a la jaula anterior aún les reduciría más las posibilidades. El follón fue de órdago, los monos empezaron a organizarse y pasaron meses y meses de protestas, y está vez eran ya muchos más y al final State cedió y les ofreció la otra jaula, pero esta vez, sorprendentemente, los monos se negaron a aceptarlo, se juntaron en corro y empezaron a alzar sus manos, unos con un dedo, otros con dos. State no entendía nada. Después de lo que pareció un recuento los monos aprovecharon la confusión para huir y ser completamente libres. Aquí al autor se le va la bola y empieza a hacer comparaciones con la emancipación de los pueblos y de las personas, pero bueno ya se sabe cómo son estos americanos. JFG acaba hablando de marcos legales restrictivos y que el ser humano que ha vislumbrado un futuro mejor no puede volver a conformarse con seguir igual. Una cosa curiosa… se ve que los monos en sus protestas escogieron como símbolo una estrella. Que poético.

TwitterLinkedInFacebookGoogle+

Encontré esta frase el otro día y no estoy muy seguro de creerme lo que dice: “Si está interesado es interesante”

TwitterLinkedInFacebookGoogle+

Los últimos meses has estado llenos de cambios, entre ellos una mudanza, así que he acuñado un refrán 2.0: “Cuando haces mudanza tu blog no avanza” y ahora lo dejo en barbecho hasta pasado el verano. Si es que se nota que esto del blog me ha llegado muy mayor…

TwitterLinkedInFacebookGoogle+

Sigo con la traducción del panfleto  de Jonathan F. Goodwait “Against all, now. The only decent answer”

Llegando ya al final del libro en el capítulo titulado “I just want a fucking coffee” el autor la emprende con los servicios al cliente que pretenden que tengas una experiencia “Única”. Cuenta que sólo una vez entro en un Starbucks y que tuvo un pequeño incidente con la persona que servía por no querer dar su nombre, se ve que el camarero insistió y él se negó dos veces, a la tercera y ante la “Joker sonrisa” del camarero Jonathan dijo que su nombre era :”Adolf Hitler”. El camarero de apellido Weinstein (cuenta más adelante que al recibir la demanda  supo  el apellido y que el camarero era judío, pero afirma que no podía sospecharlo, a pesar de la nariz ganchuda). El incidente del café queda a medias y parece que por consejo de su abogado no da más detalles de como acabó y sólo al final de pasada cita el tema de la demanda cuando recupera el argumento de la “excepcionalidad constante”. El estilo es muy caótico y voy a intentar hacer un resumen inteligible:

La teoría de la “excepcionalidad constante” dice que el ser humano no podría sobrevivir en un entorno constante de experiencias memorables, que una cosa así simplemente le quemaría el cerebro y que para que haya cosas memorables tiene que haber un montón de experiencias olvidables.  Aquí utiliza una fórmula que es la del 99,95% de cosas olvidables permiten que te quede un 0.05% de cosas memorables. Siguen dos páginas de ejemplos de experiencias nada memorables pero suficientes,  hace una especial mención del “Joe´s” un dinner de Jacksonville donde durante tres años consecutivos tomo su café matinal sin tener que decir nunca nada más que “coffee” y “please”.

Después la emprende con los parques de atracciones y su falsa “memorabilidad” y hace una predicción sobre una atracción que matará a uno de cada 50.000 clientes, asegurando que sería un gran éxito.

El resto del capítulo habla de dos experiencias que a su juicio son memorables. La primera es una conversación entrecortada por vómitos y silencios con Dolly Parton en un tugurio de Texas y que se convierte en memorable cuando descubre que la que creía Dolly Parton es una doble transexual. El incidente lo cuenta cronológicamente y si no fuera tan patético sería divertido. La segunda experiencia tiene que ver con el nacimiento de un pequeño ternero en el rancho de su abuelo, la emoción del momento, la ternura, los primeros pasos titubeantes, los grandes ojos del ternerillo, la conexión casi cósmica y lo estupendo que quedo guisado al cumplir un mes en la fiesta del noventa cumpleaños de su abuela.  La frase final es algo así como que todo chaval debería pasar por la experiencia de comer un animal que ha visto nacer.

El siguiente capítulo va sobre diversas maneras de marcar el ganado y me he perdido a la mitad.

Cuando pueda seguiré con la parte final.

TwitterLinkedInFacebookGoogle+

Este fin de semana he vuelto a ver el capítulo piloto de Twin Peaks y también he visto el número cuatro de True detective con el fantástico plano secuencia del tiroteo final.

Lo de Twin Peaks ha sido por satisfacer la curiosidad de mi mujer que no lo vio en su momento. Curiosamente, a pesar de los 25 años transcurridos, recordaba perfectamente dos escenas.

La primera es cuando la madre de Laura Palmer se entera de la muerte de su hija a través del teléfono a partir de las reacciones de su marido que está recibiendo la noticia del sheriff, la segunda es la escena en el instituto con el plano a la chica corriendo y gritando fuera y el plano/mirada a la silla vacía de Laura.

Era curioso ver como otros artificios de guion han envejecido muy mal (las tramas económicas), aunque algunas excentricidades siguen siendo magnificas (la cabeza de ciervo encima de la mesa y el comentario de la secretaria “Vaya se ha caído”. Lo curioso ha sido comparar la abuela de las series actuales con una de sus nietas. Twin Peaks y sus personajes fascinantes, su ambiente inquietante, la utilización cinematográfica de la música comparada con los personajes de True Detective, su ambientación (que miedo que da Lousiana)  y la utilización magistral de la música.

La comparación es parecida a poner de lado un “Homo habilis” y un “Homo Sapiens”, pero es bueno recordar que para llegar a ver maravillas como True Detective antes tuvo que existir Twin Peaks.

TwitterLinkedInFacebookGoogle+

Sigo con la traducción del panfleto  de Jonathan F. Goodwait “Against all, now. The only decent answer” en entradas anteriores están sus opiniones sobre internet, el talento y un cuñado suyo.

He llegado a un capítulo en que, otra vez, la emprende contra las nuevas tecnologías y las narrativas transmedia y además su estilo, de por sí ya inconexo, se degrada de una manera curiosa y alterna parrafadas sin mucho sentido (o la menos mi inglés no llega para entender el significado último de lo que dice) con afirmaciones prácticamente tuits que se combinan sin mucho ton ni son.

Suerte que me queda poco. Pongo aquí abajo una selección de las frases más llamativas.

“Sigues necesitando comer y beber, orinar y defecar, el mundo virtual no huele. En caso de emergencia no te puedes comer tu Smartphone.”

“Las posibilidades están muy bien, pero no intentes comértelas, no funciona.”

“Los vendedores de humo al menos venden algo real, te hace toser, algunos vendedores de bits ni eso.”

“Las narrativas transmedia son la pornografía de la narración.”

“Las extensiones transmedia son la satiriasis y la ninfomanía del storytelling”

“Nos estamos convirtiendo en esclavos de lo trivial.”

“Tu tiempo es más valioso que… bueno para que te hagas una idea morirte es quedarte sin tiempo.”

Bueno, lo dejo aquí, si me animo traduciré más cuando pueda.

TwitterLinkedInFacebookGoogle+

Sigo con la traducción del panfleto  de Jonathan F. Goodwait “Against all, now. The only decent answer”

En uno de los capítulos, sin venir muy a cuento la emprende con el talento. Traduzco aproximadamente y sólo fragmentos, ya que el tal Goodwait se repite mucho.

“Empecemos por lo básico. Realmente alguien cree que el problema  con el talento es gestionar a la gente que lo tiene, que los problemas los crean las personas con aptitudes y actitudes por encima de la media, si es así y usted es ese tipo tipo de lector que cree que los problemas de gestión de empresas están en las personas talentosas es que usted no se entera de nada. El problema es la gestión del no-talento”

“La gestión del no talento es la esencia del management”

“Puede que todo el mundo tenga talento pero algunos es para el porno o la jardinería, y de poco me sirven en mi negoció de venta minorista” (hay alguna otra referencia en el libro a un negocio que montó y que parece que le salió mal. También hay muchas referencias geográficas a Texas).

“El mundo está lleno de imbéciles. La humanidad avanza a partir de los logros de unos pocos, los demás hacemos bulto.”

“Consigue que aumente la autoestima de un imbécil y tendrás un superimbecil” (Aquí sigue hablando de un tal Frank, vecino suyo, que es ejemplo de la anterior frase)

(Hablando de Frank)”Hay seres humanos por decir algo que su gran utilidad puede ser descomponerse una vez hayan fallecido”.

“La cantidad de imbéciles que se creen inteligentes ha crecido desde la creación de internet.”

“El acceso a la información no garantiza el conocimiento, en algunos casos incluso es contraproducente.” (vuelve con el ejemplo de Frank, que se cree todo lo que ve en la red)

“Los libros sobre gestión del talento los leen el 0.3 por ciento que tienen algún talento relevante, el otro 99.7 está ocupado ganándose la vida.”

“El talento viene del entusiasmo” dijo un gurú de la autoayuda empresarial. “!OMG¡ (Oh My God?) esto se va a llenar de imbéciles entusiasmados que creen que tienen algún talento.

Casi al final del capítulo le da por hablar de motivación y entre otras perlas escribe: “La pirámide de Maslow ha hecho mucho daño”

Por ahora lo dejo aquí, cuando tenga tiempo seguiré con la traducción.

TwitterLinkedInFacebookGoogle+

El otro día en el kindle encontré una extraña obra, un librito corto en inglés de un tal Jonathan F. Goodwait (sospecho que es un seudónimo, ya que no he encontrado nada de él en google),el caso es que era gratis y decía que sólo estaría por tiempo limitado, de hecho ayer un amigo lo buscó y ya no estaba.

El tal Goodwait escribió una especie de panfleto titulado “Against all, now. The only decent answer”, como ha desaparecido de kindle me voy a permitir traducir algunos fragmentos. He de advertir que a pesar de no estar muy de acuerdo en algunas de las cosas que dice me ha hecho pensar.

Nota: la traducción es libre y puede que alguna cosa se me escape, pero lo haré lo mejor que sepa. También es necesario comentar que me ha sorprendido el uso de algunas expresiones “rudas” y las traduciré aproximadamente.

En uno de los capítulos habla de internet y dice esto:

“La evolución de internet es parecida a la evolución armamentística. Una espada necesitaba un brazo fuerte y un entrenamiento para ser efectiva y podías con suerte enfrentarte al triple de enemigos, las ametralladoras cambiaron las reglas de juego y empezaron a sobrevivir gente que no debería haberlo hecho. En internet es lo mismo, antes para sobresalir necesitabas talento o estudios, y casi siempre esfuerzo y constancia, ahora cualquier imbécil (traduzco asshole como imbécil, aunque quizás lo debía haber traducido como gilipollas, se admiten sugerencias) saltando como un caballo puede conseguir más celebridad.”

Entresaco un par de frases más del capítulo

“La probabilidad de encontrar un imbécil en internet es tres veces mayor que en la vida real.”

“La anterior estimación es conservadora.”

Por ahora lo dejo aquí, pero hay más, a la que tenga un poco de tiempo sigo con la traducción.

TwitterLinkedInFacebookGoogle+

Entenem que continuant navegant per aquesta web, acceptes l'us de cookies. Més info

Aquesta web utilitza cookies per millorar l'experiencia de l'usuari, si continues navegant-la o fas clic en "Acceptar", estàs donant el teu consentiment al seu us.

Tancar